7/12/07

Los módulos antropométricos de Sierra



Y hablando de “excesos”, ojo al título del artículo que podéis leer si pincháis encima:

¿Libertad para destruir el arte?
El arte de la mierda.


Firma Javier Ruiz Portella en Elmanifiesto.com “Periódico políticamente incorrecto” (¿?) El interrogante es mío porque no conozco el periódico y porque este artículo no me parece políticamente incorrecto ni correcto. Me parece cómico.

Esto si que es un artículo cachondo versus mis ladrillos. No le falta de nada: publicidad del último libro de Dragó en la página, comillas, exclamaciones, palabros, referencias a Nietzche, nihilismo... Además, aprovechando la crítica a las galerías que acogen excrementos, se mete con los teatros en los que se injuria a la bandera de un país, con los periódicos que exculpan a los bárbaros... Vamos, toda una perla.

El texto de Javier Ruiz, se refiere a otro publicado en El Mundo el 30 de Noviembre titulado
“Excrementos en clave artística” sobre la exposición de Santiago Sierra en la Lisson Gallery de Londres de sus “21 módulos antropométricos de materia fecal humana construidos por la gente de Sulabh International, India". El artículo publicado en El Mundo dice así: “como casi siempre con Santiago Sierra, la extravagancia tiene un sentido. En este caso, denunciar la esclavitud de los intocables que trabajan recogiendo y transportando excrementos con sus propias manos”.

Y también dice, ja, ja...

«La obra no se vende por separado, quien la quiera tiene que quedarse con los 20 bloques», dice la comisaria de la muestra, Elena Crippa. «Estamos en conversaciones con algunos museos, pero todavía no puedo decir nada».

O sea, o te llevas la mierda entera o no hay juego :-)

Todo muy divertido. Os dejo con los artículos y yo, mejor, me callo.

Si alguien desea acceder en directo a la obra de Santiago Sierra que pinche
aquí.

3 comentarios:

Iván dijo...

...más de lo mismo, el espacio del arte ocupado por los de caca, culo, pedo y pis, qué cosa más aburrida, y lo peor es que se le de bombo.

Mejor dicho, lo peor de lo peor es ir de reivindicativo y forrarse por el camino. Te vas a la India, te indignas al ver las condiciones de vida de los pobres y decides pasar a la acción. En un ratito te piensas alguna parida como la que aquí se presenta, pides una beca o directamente una galería suelta el pastón, se hace y luego te forras gracias a la mierda de unos pobres desgraciados que seguirán siéndolo toda su puta vida.
No se me ocurre nada más cínico que el que gana dinero a costa de protestar y Santiago Sierra es especialista en ello. En la época más jodida de Aznar representó a España en la Bienal de Venecia con una parida que consistía en una frontera ficticia que sólo podías traspasar si eras ciudadano español.
No entiendo por qué chorradas de esta magnitud tienen repercusión, es una pena que el espacio que en una época cada vez más lejana fue ocupado por el arte hoy en día esté lleno de cacas (en todos sus estados, sólida, petrificada, líquida y gaseosa).

vera dijo...

Si, pero no me digas que no mola lo de la comisaria. O te llevas la mierda entera o no hay trato. Con lo bien que quedaría un prisma rectangular de esos en mi salón, oye...

Iván dijo...

Debería existir la posibilidad de marcar con una x el dinero que en tu declaración de la renta que se usa para estas chorradas. Podríamos organizar un movimiento cuyo lema fuera "No con mi dinero!".

Lo peor de todo es que este tío se creerá muy subversivo y social cuando lo más escandaloso que ha hecho en su vida es recibir dinero de Aznar para protestar contra Aznar. Si consideramos esto como parte de la "obra de arte" resulta que se neutraliza a sí mismo, se convierte en un bufón y un payaso.