14/1/08

Mapa de materia oscura...

Mapa de la materia oscura del supercúmulo masivo Abell 901/902
© NASA

Hace algunos años, cuando jugaba a ser artista, escribí algunas páginas que ahora releo sin poder evitar una sonrisa y una fuerte descomposición de estómago. ¡Qué inocencia la mía! "Representar energía más que materia, representar lo inmaterial... aquello que se escapa a la vista... amplificar la mirada sabiendo de antemano que lo que veo no es más que lo que deseo ver. Construcción melancólica a partir de una ausencia... Mirada de Medusa que petrifica un instante, ojos devoradores, manos que construyen aquello que he creído ver. Diseño de la imagen soñada... Imposibilidad de domar el pensamiento; hacerlo forma sin alterarlo, sin hacerlo parecer... demasiado simple. Dibujar. Acercarse íntimamente a las cosas, huir de los flashes y el exceso decorativo, huir de la mera impresión para atrapar la esencia de las cosas. Mirar. Confianza extrema en el arte como un medio para desocultar..."

Qué tontería.

Deseaba encontrar destellos de existencia en la oscuridad más absoluta. De esta fase oscura surgieron algunos dibujos, la mayoría de complejos ramajes, sombras, reflejos, contrastes, rayos. Nebulosas. Naturaleza imponente que solamente se deja ver por un instante... Escondía las figuras en la más absoluta oscuridad para ir sacando, poco a poco, la luz; para que se asomaran. Me inquietaba, como no, el espacio y esas pruebas indirectas de existencia que detectan y registran los astrofísicos. No hay nada que pueda conmoverme más que el registro luminoso de una fábrica de estrellas a millones de años luz. Una nebulosa.

Qué tontería.

Porque ahora, gracias sobre todo al poderoso telescopio espacial Hubble, disponemos de imágenes cargadas de poesía y arte. Registros fotográficos, matemáticos... qué más dará... Son registros. Y gracias a los astrofísicos, disponemos de frases como esta:

"Por primera vez los astrónomos son capaces de ver pruebas indirectas de la materia oscura y cómo esta fuerza invisible impacta en las abarrotadas y violentas vidas de las galaxias".

Más poesía, imposible. Más amor, imposible.

"La materia oscura deja firmas en las galaxias distantes". Catherine Heymans (investigadora de la Universidad de British Columbia) construyó un mapa de la materia oscura midiendo las formas distorsionadas de más de 60.000 galaxias distantes situadas tras el supercúmulo Abell 901/902. Para alcanzar la tierra, la luz de estas galaxias viajó a través de la materia oscura que rodea el supercúmulo y fue curvada por su campo gravitatorio.

Los científicos, como hormigas, trabajan, observan y registran cualquier dato que aporte, finalmente, una imagen.

Bellísimo. Como la imagen que os he dejado de esta materia oscura. Podéis verla más grande y mejor si pincháis el link.

Abell 901/902 se sitúa a 2600 millones de años luz de la tierra y mide más de 16 millones de años luz. Casi nada. No somos nada. A mí estas cantidades me dejan un tanto dispersa...

Más información en Astroseti.

1 comentario:

vera dijo...

Me dice un lector que no aparecen sus comentarios en el blog.

Esto es solamente una prueba.