10/2/08

Picasso. París. Museo Reina Sofía. Hasta el 5 de mayo.



Tengo un espantoso dolor de cabeza así que, seré breve y os dejaré un montón de fotos.

¡Cómo estaba hoy el Museo Reina Sofía! Había quedado con unos amigos para “ver algo”, ya que tengo un mono que no me aguanto… y decidimos eliminar directamente el Prado y la Thyssen. Porque hay que estar loco para ir un domingo al Prado, con la ampliación, y mucho más para ir a la Thyssen, con Modigliani; además, pagando una entrada que vale una pasta para encima, darse de puñetazos por ver algo, porque una servidora no mide más de metro sesenta y cuenta con una ligerísima, pero marcada, desventaja frente al resto.

Así que, como somos personas razonables, nos vamos al Reina que total… tiene a Picasso que no es nadie, y como el domingo uno va de gratis pues eso, al manicomio directamente…

- Luego nos tomamos unas cañas y, de paso, comemos por ahí…
- Vale, que por esa zona hay muchos sitios que no son “El brillante”…
- Claro, por la zona de Huertas…

Gracias al Santísimo, tomamos cañas (más de una, quizás por eso me duele todavía la cabeza) y comimos arroz en la Champagnería Gala, hasta las 17:30 horas de la tarde… Así estoy yo.

¿Picasso? Bien.

Ya sabéis; escultura, pintura, grabados, dibujos, cerámicas,... 407 obras de Pablo Picasso que pueden verse hasta el 5 de mayo en el Museo Reina Sofía, gracias al préstamo realizado por el Museo Nacional Picasso de París. Pedazo de préstamo que nos va a costar un pastizal. Pero se agradece.

Porque este tío era una máquina. No hay mejor ocasión para ver el trabajo de un pintor. Incansable desde que le quitaron el pañal hasta que se lo volvieron a poner.

La exposición es una maravilla, hasta con setecientasmil personas en la sala. Y divertida. Han decidido los del museo poner 4 zonas dedicadas a la exposición. Uno entra y se hace un pequeño lío. Coge el ascensor transparente para subir y luego tiene que volver a bajar. Porque la cosa es empezar por Picasso 1, para continuar con Picasso 2, Picasso 3 y, finalmente Picasso 4. Y venga a subir y a bajar, y ahora me voy a la zona nueva y ahora paso a la vieja… Un mareo espeluznante. Pero merece la pena.

Hay un espectacular grabado perteneciente a la etapa en la que Picasso vivió en París. Y me preguntaréis ¿Cuál de ellas?... bien preguntado. En 1904, con veintitrés primaveritas. El grabado cuesta unos 888.388 € de nada, y mide 60 x 40. Pero una servidora no va a decir que no los valga. A mi esta obrita me gusta mucho, mucho. Siempre me ha gustado.

Pero al grano, que ya me estoy liando. Lo impresionante es ver todo un proceso de producción, dibujos, bocetos, cuadros abandonados… el paso de un lenguaje a otro, la investigación y la metamorfosis de las formas puras. Y digo puras porque Picasso es un artista al que considero (yo) poco “profundo”. Es un dibujante, y un pintor; mejor dibujante que pintor. Y sabía de formas, y de tendencias. Por eso se pasó toda su vida investigando y copiando de aquí y allá.

Tenemos en esta exposición un claro ejemplo de que controlaba la línea como si Dios le llevara la mano, de que tuvo una adolescencia parisina melancólica (azul) que nos ha dejado cuadros de pierrots (arlequines) aniñados e individuos delgados de extremada belleza (para mí, por supuesto), del cambio de paleta y de mirada hacia lo primitivo (arte griego, ibérico, africano), del verano de Gósol, del clasicismo, del comienzo del movimiento óseo y muscular del rostro (un buen ejemplo de tectónica de placas) y del cuerpo, y de todo lo demás.

Podríamos decir que está todo Picasso. Al menos la historia de una investigación y un trabajo.

Aquí os dejo algunos de los que están y de los que no están.



Autorretrato 1901

Autorretrato 1906

Autorretrato 1907

Dos hermanos saltimbanquis. Gosol 1906

Dos hermanos saltimbanquis. 1905

Pablo vestido de arlequín. 1924.

La flauta de pan. 1926.

4 comentarios:

Mc tube dijo...

este video no val egran cosa te lo pongo por la canción:

http://es.youtube.com/watch?v=j8vaOI-lovo

Clouzot dijo...

http://es.youtube.com/watch?v=gHlTvE-AI3Q

vera dijo...

Vaya... buen tema. Sorprendida estoy.

Mi gusto musical es patético, lo confieso. Hace años fui a un concierto de Richman en Madrid con un amigo, y gracias a las birras no me quedé dormida. Mi acompañante disfrutaba como un poseso mientras yo me entretenía mirando a la gente y bebiendo. Sin embargo este temita me ha gustado, como aquel de Algo pasa con Mary. No se si aguantaría 15 canciones seguidas suyas pero..., esta me ha gustado.

Para muestra del aburrimiento, un botón:

http://www.youtube.com/watch?v=zVIYW4MDyXw

el hombrecillo del archivo de video dijo...

Si,tienes razón es un poco castaña, a mí sólo me gusta el primero de los modern lovers.