3/3/08

Juno (Jason Reitman, 2007)

Nunca escribo con música de fondo. Me gusta escuchar música cuando miro el paisaje. Solamente en ese momento. O quizás me gusta escucharla solamente; no hacer nada más.

En definitiva, no puedo escuchar música cuando curro, ni cuando pinto, ni cuando escribo, ni… Sin embargo hoy tengo música de fondo. Hay dos tipos hablando en la tele. Podéis votar al que más os guste o disguste (qué más dará) en directo por Internet. Esto es como OT (Operación Triunfo) vota, vota…

Pero yo quería contaros algo. Me he comprado el Dirigido Por… Sips. Lo confieso. Y me he puesto unas gafas de pasta para taladraros así, en directo, un texto perteneciente a la crítica que escribe Alejandro G. Calvo (al que no conozco de nada y que, sin embargo, debo presentar por eso del copyright) sobre una peli que vi ayer. La peli en cuestión se llama Juno y su género se llama “comedia dramática”.

Esto del género es fundamental. Por ejemplo: “El sueño de mi vida”, película donde sale también Jennifer Garner (la que sabe lo que quiere en Juno y en la vida real porque la tipa es productora, además de joven, guapa y actriz), pertenece al género “comedia romántica”. Hard Candy, película donde sale también Ellen Page (la que sabe lo que no quiere en Juno), pertenece al género “thriller psicológico”.

Juno, también es una peli “independiente”. Una especie de marca con la que salen todas las pelis que vienen del festival de Sundance. Y, como dice el crítico, quizás todo sea debido a una especie de barra libre de formas indies que sirven tanto para videoclips como para anuncios de telefonía móvil. Tras este ligero acercamiento a la definición del “formato” Indie, el crítico ofrece en dos suculentos párrafos (o tres) toda una serie de ejemplos de directores totalmente desconocidos para mí versus otros también desconocidos para mí al son del “nooo es lo mismo”. Vamos, que no es lo mismo carne que pescao.

Tras esta disyuntiva, el crítico se pregunta “¿En qué lugar situaríamos a Jason Reitman, firmante de esta entrañable –terrible término- Juno?”. Y como la cosa promete, entro directamente a saco con el texto:

“Pues a medio camino entre unos y otros. Porque si algo confirma esta película es la reafirmación de Reitman – recordemos que su primera película era la cachonda Gracias por fumar (Thank You For Smoking, 2005)- como un cineasta hijo de las formas del cómic, en la línea de Terry Zwigoff, Shari Springer Bergman y Robert Pulcini, Mike Judge o los firmantes de la primera temporada de Heroes (2006). Su Juno yuxtapone el perfil de personajes habituales en la cromatografía outsider junto a una comedia de media sonrisa de corte teenager. La violada imagen independiente está presente, pero ésta está sometida al devenir del relato y éste fluctúa alrededor de paisajes de la imaginería de Daniel Clowes o Peter Bagge. Quizás por ello no comparta la opinión de aquellos que crean que Juno es la versión adolescente de Lío embarazoso (Knocked Up, 2007); Judd Apatow), sino más bien, una película prima-hermana de Ghost World (2001; Terry Zwigoff). En Juno no existe una voluntad de resistencia al cambio, una mirada melancólica frente a los procesos de intersección vitales; sino más bien una pertinaz mirada sombría que obliga a los personajes a reafirmarse en su independencia, una vindicación de su condición freak que minimiza cualquier otro acontecimiento vital, ya sea perder la virginidad o quedarse embarazado”.

He puesto en negrita lo que menos entiendo de todo, teniendo en cuenta que no entiendo nada. Comprenderéis ustedes, vosotros, el esfuerzo que un ser humano tiene que hacer para poder conversar “seriamente” sobre cine.

He testado este párrafo. A la sexta o séptima línea de lectura alguien me ha dicho: Ehhhh!!!! Ehhhh!!!! Usted!!! Que estoy aquí!!!! Otros han soportado para terminar con un Einnnn? Los más interesantes han observado un Mmmmmm… mientras se sujetaban la mandíbula (parecía que se la acariciaban pero realmente se la sujetaban).

En definitiva. Otra vez... me justifico. Hoy estaba aburrida y deseaba enormemente pirarme a la exposición de Modigliani, a ver si entre tanto turbo me turbaba un poco… pero los museos cierran los Lunes. Así que he optado por la segunda opción: la compra compulsiva. Me he comprado dos librillos y El Dirigido Por… con un par. Pero no ha sido por Juno. Nops. Es que te viene una entrevista con los Cohen (mira que son majos) que lo mismo aprovecho para escribir mañana o pasado mañana o nunca. Además, un pequeño estudio sobre “No country for old men” del que puedo extraer, quizás, un par de palabras que me interesan; una la entiendo (minimal) y otra no (crepuscular).

Pero eso es otro tema. A lo que íbamos: Juno. Pues esta peli, que me ha entretenido bastante, me recuerda a una amiga mía que disfruta con esos filmes antiguos que echaban por las tardes en la tele “basados en hechos reales”. Solo que Juno puede estar basada en cualquier hecho real pero es irreal. Ni dios se traga esta historia. Y, aún así, es divertida. Llevadera. Un pequeño pecado como leer el Hola en una peluquería (soy mujer, qué pasa).

Lo de independiente, sinceramente, no lo entiendo. Lo de comedia si que lo entiendo, lo de dramática tampoco lo entiendo. No es ni “independiente”, la fox produce (perdón, la Fox Searchlight Pictures), ni dramática (¿?)… Pero es una peli bastante agradable para ver en determinadas circunstancias.

Si June es “independiente”, debería serlo también “Quiero ser como Beckham” que no pasará a la historia oficial como “independiente” sino como… ¿nada? Esta última pertenece al género “comedia” y algunos se atreven a decir que es una “película extranjera independiente” o de “espíritu independiente”.

La verdad es que si tengo que elegir entre “Quiero ser como Beckham”, “Billy Elliot” (película independiente británica y barata) y June, me quedo con la segunda en primer lugar, con la primera en segundo lugar y con otras muchas antes de June.
Mi género para todas ellas: Comedia encantadora tipo “me sucedió a mí” o “cenicienta existe” para pasar un buen rato.

Hala! volvamos al poema televisivo. Oh… si ya se ha terminado.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Confieso que soy un comprador más o menos fiel del dirigido. Hay una especie de formula "dirigido" que acaba siendo una maraña de referencias imposibles y reflexiones pasadas de rosca. Lo que pasa es que muchas películas se despachan en un par de lineas pero si lo hiciesen les quedaría muy finita la revista.

Ay! la crítica...

http://es.youtube.com/watch?v=IbrFk-0duzY&feature=related


YOUTUBE

vera dijo...

Pues si. Tienes razón. Ellos no pueden soltar dos líneas y quedarse tan panchos. Para algo se les paga. Mira Gasset como se enrosca él solito, aquí te dejo una selección de frases célebres:

http://oink.elrellano.com/desastre/frases_gasset.html

Y claro que sí... Yo me he pasado millones de años (millones :-) comprando el Dirigido Por. Es (o era) la revista mensual más "completa" (a mi juicio) sobre cine. Luego están los libros y algunos especiales que existen por ahí...

Además, creo que voy a volver a engancharme a ella. Ya verás lo chulas que me quedan las críticas. Je, je...

Saludos.

hombrecohete dijo...

No alcanzo a entender el éxito de "Juno": la puber inconsciente y snob, los padres estereotipados por sus oficios de clase baja yankee, pero de mente abierta y superenrollados, la esposa castrante pero adorable y el tipo con complejo de peter pan me han resultado francamente irritantes.
Eso sí, la banda sonora, impecable; como dice un crítico en quién creo: "En suma, “Juno” es como una canción de los Mody Peaches: aparentemente ñoña y aborrecible, pero preciosa e irresistible en el fondo."
Vale, pues no he sabido dar el paso y me quedo en lo de ñoña. Aborrecible no tanto, reconozco que es un producto muy bien definido y fantásticamente dirigido ,enfocado a un público ñono con infulas de underground.

andrea dijo...

LA verdad es una peli de tarde de domingo tipo antena de tres con el puntillo de las Gilmore.

Marian dijo...

He leido el texto expectante de tu opinión de esta película.
Resultó ganadora del premio jurado jóven en el festival de Gijón, muy a mi pesar, puesto que era integrante, y la voté con 1.
A mi simplemente me da vergüenza, y prefiero telefilmes de las 3:30 donde Zack Morris viola a la mayor de "padres forzosos", al menos son películas más sinceras.

Alp dijo...

Perdonad el punto de prepotencia, pero... hay que saber leer entre líneas; con un texto como ese, la conclusión es obvia: cine-basura