15/6/08

Tesoros sumergidos de Egipto. 16 de Abril al 28 de Septiembre. Matadero de Madrid.


No conocía el Matadero de Madrid y caí el Sábado por allí accidentalmente. Unos amigos querían ver una exposición y yo dije ¡vale! Salí con la intención de pasearme por este curioso lugar y, al final, gasté casi un par de horas viendo la exposición que mis amigos querían visitar. Previo pago, of course, de 11 euracos. Por cierto… me invitaron. ¡Gracias!

La exposición en cuestión resultó ser de fama mundial. Casi tanta como la de Bodies. Mis amigos me comentaron antes de quedar que quizás no era buena idea ir debido a las largas colas… Yo pensé ¿colas en el Matadero?... No sé yo… Pero bueno, había partido de fútbol de España contra no sé quién a las 18 horas así que, tal y como predije, estábamos casi solos.

Y lo que encontré me dejó bastante turulata. En principio pensé que era una tomadura de pelo, pero no… Todas las curiosidades que pueden encontrarse en esta exposición han permanecido bajo el agua más de mil años... y eso me resulta, como poco, conmovedor. Sobre todo en estos tiempos en los que no prestamos atención a casi nada. Este mundo (y sus restos) cada vez interesa menos a unos pocos, pero a otros, sin embargo, les interesa mucho. Yo siento cierta sensación de hermandad cuando admiro los objetos del pasado; ya sean de culto, cotidianos, etc…

La exposición muestra un interesante conjunto de piezas halladas en ciudades desaparecidas bajo el mar, frente a la costa de la moderna ciudad de Alejandría y en la bahía de Abukir. Tres centros neurálgicos del antiguo Egipto ocultos en las aguas del Mediterráneo: Heraclion, Canopo y Alejandría.

Además, para los curiosos de la evolución de la figura humana en el arte, hay varias varias representaciones interesantes de reinas y guerreros que presentan el típico hieratismo de las esculturas egipcias (rigidez, ausencia de expresividad) bajo un paño mojado (griego).


Destaco también un conjunto de piezas que forman una Naos bastante espectacular, sobre todo porque guarda toda la “leyenda” jeroglífica tallada en sus carnes. La parte superior se encontraba en el Museo del Louvre, y las piezas restantes se han encontrado en estas excavaciones dirigidas por Franck Goddio.


Pero lo que más me ha gustado es esta escultura que dejo a continuación. Verla en directo me impresionó mucho. La postura erguida de este sacerdote y la caída de la tela no sorprenden, pero sí la inclinación de su cabeza romana que aparece tras la imagen de Osiris-Canopo.


Y los amuletos y múltiples versiones del Udyat (ojo de Horus)... Si, ese que nos suena por el disco de Alan Parsons Project ("Eye in the sky").

Al salir de la exposición, dimos una vuelta rápida por parte de las instalaciones del Matadero. Olía a quemado… Estas moderneces, que consisten en dejar las paredes tal cual estaban, ennegrecidas y con pintadas grafiteras, no son en absoluto de mi agrado… salvo cuando entran a formar parte de una instalación como la de Joao Maria Gusmao y pedro Paiva para Photoespaña. Impresionante. Me gustó bastante… sobre todo una cámara oscura montada junto a una enorme roca. Creo que las piezas no tendrían gran interés fuera del contexto que ofrece el Matadero.

Os dejo aquí, por si acaso, un link de unos tipos que se volvieron locos haciendo fotos de los tesoros de Egipto (y eso que estaba prohibido); además, ofrecen algún dato de interés. Por cierto, las fotos que pongo no son de la exposición sino de postales. En la expo las piezas no se ven bajo el agua :-), aunque hay un montón de vídeos dedicados a la labor de rescate.



5 comentarios:

Anónimo dijo...

Tesoros sumergidos:

http://es.youtube.com/watch?v=NqQgiR7v_Qw&feature=related

ups! patti again

Youtube

Alp dijo...

El espectáculo de la arqueología....

Iván dijo...

Así se promociona el arte en Madrid, pagando 11 euracos para poder ver una exposición en un espacio público que hemos pagado entre todos.
Si pienso que hace 15 años podía ir al Prado cuando me daba la gana y no había que pagar ni un duro lo veo como una cosa extraña, como cuando iba al médico de pequeño y tenía una montaña de colillas en un enorme cenicero de cristal en medio de la consulta o cuando salía por la noche y entraba gratis en cualquier garito porque ni cerraban ni pedían entrada... qué tiempos aquellos snif...!

Vera dijo...

Pues yo en la National Gallery nunca he pagado un duro (y he estado tres veces)... Aunque llevo unos años sin ir, lo mismo ahora hay que pagar.

Lo que sí sé es que la última vez que visité el museo en Londres, ya se pagaba en el Prado.

A mí me da un poco de pena lo del Prado... No me importa pagar en otras. Ten en cuenta que esta expo está pensada para sacar pasta... Va a circular por todo el mundo, como la de Bodies... Pero en serio, es curiosa. No está mal.

Iván dijo...

Si a mí que la gente haga negocios con estatuas egipcias sacadas del fondo del mar o con cuerpos plastificados de condenados a muerte en China, pues bueno, hay gente y público con estómagos para todo...pero que se usen los espacios públicos para montar su chiringuito me los pone de corbata. Tal y como está el panorama no creo que muchas familias de clase media puedan soltar 40 pavos o más por entrar en un espacio público que han pagado con sus impuestos. Me parece una vergüenza. En Londres efectivamente en ese sentido son un poco más civilizados, para entrar en un museo no paga ni dios, bueno, no sé si seguirá así...