16/12/08

Muñequitas que dan miedo...


Esta estupenda muñequita nació hace 30 años y no se comió un colín porque iba dirigida a niñas y competía con Barbie; ni más, ni menos. Además, tenía esos ojazos... Imposible. Lo que no quita para que, treinta años después, vuelva locas a las mismas que no volvió entonces. Así es el destino, la vida, el mercado, las modas, yo qué sé. La muñeca causa actualmente furor en Japón y se vende, sobre todo, en Japón. Fuera del país nipón podemos encontrarla aquí al ladito: Korea, Taiwan, Hong Kong, Bigin, Singapur, Malasia, Thailandia… En fin, que podemos acercarnos cualquier finde a uno de estos lugares o bien indagar en e-bay, blogs de tendencias, freaky páginas de pivas locas, foros etc… para gastarnos los más de 100 eurazos que puede costar una muñeca con complementos de centro comercial (las que llevan complementos chupis cuestan por encima de los 150). En fin, de momento, complicado. Y no me refiero a las pocas que se vendieron durante el año 1972, las incunables Kenner Blythe que pueden costar cientos de euros, si no a las nuevas Neo Blythes que se están fabricando como churreisions en Japón supongo y que siguen costando una burrada porque haberlas por aquí, no las hay.

Ahora bien, estemos alerta y comencemos a admirarlas y adquirirlas porque las bichas son una monada. Solamente hace falta ponerles una guitarra y un mp3 con la discografía de la Bruni para que sean lo más.

Por cierto, mirad este vídeo y flipad con la siniestra muñeca… Los ojos pueden cambiar de posición si tiras de una cuerda (pullstring)!!! Supongo que ya no se venden así, porque esto si que es la traca… No me extraña que las niñas huyeran aterrorizadas al encontrarse con estos monstruos diminutos cabezones de 30 cm.


Están inspiradas en la obra de la super, super naif Margaret Keane; fuente de inspiración para el anuncio marciano de play station ¿? En fin… tiempo al tiempo. Yo ya quiero una, a ver cuanto tardamos en verlas por Madrid… Quizás ya se encuentran perdidas en alguna tienda de la calle Luna, quien sabe.


De momento, podéis mirar aquí, en la página de Gina Garan que, además de publicar un libro con todas las fotos que recopiló de las muñecas, se dedica a distribuirlas por no menos de 100 euros (y los suficientes accesorios)…

En fin, toda una locura para freakys coleccionistas.

No hay comentarios: