6/2/09

Danzando en la oscuridad. The Crying Light. Antony and the Jonhsons.

No recordaba que hace poco abrí una sección musical en el blog. Y tampoco recuerdo por qué razón, estaría muy aburrida o no tendría nada que decir porque, como ya he dicho varias veces, detesto hablar sobre música (o detesto la música que, a fin de cuentas, significaría casi lo mismo). Aquí he hablado solamente de dos músicos que me interesan y, precisamente, ni siquiera están en esta sección musical (¿dónde habré puesto a Bach y a la Whinehouse?)

Ah!… en arte.

Empecé a escuchar música compulsivamente con diez años (supongo que como cualquier ser humano medio)… y no paré hasta los 33. Entonces llegó la oscuridad y por aquí ando, hincando el colmillo a desgana y de forma un tanto despistada fundamentalmente en el pasado y muy despacio… Sigo escuchando música siempre que paseo, o que leo… la misma, casi siempre la misma, se repite… y encuentro cosas casualmente, y robo y me aprovecho… y soy infiel y busco en el pasado, a veces, porque para qué seguir buscando si el reloj se está parando…

La música es peligrosa. Ponzoña. Y también es celestial.

El arte existe. Y, a veces, la música es arte. Y aunque yo ande a zancadas sobre tanto tonito y melodía machacona… resulta que hay veces en las que el cielo se abre para lanzar un rayo dirigido exclusivamente a mí diciéndome “desaparece, te estoy anulando… suavemente meciéndote…”

Y ese es el caso de este tipo y su nuevo disco. Ha conseguido “anularme”, igual que Amy… Y no voy a decir por qué. ¿Para qué?

Aquí os dejo un vídeo de un tipo un tanto raro. Bueno, es un trozo de documental que seguramente encontraréis en youtube entero. El tipo en cuestión se llama Kazuo Ohno y en su figura está inspirado The crying Light, último trabajo de Anthony and the Johnsons.

Viendo a este hombre hacer cosas tan raras…entiendo, quizás, de donde sale la música de Anthony Hegarty.

O la música de Antony Hegarty, o la voz de su música, o la música de su voz.


O ese vaivén. ¿Qué más me dá lo que me estás diciendo? Eres un perfecto marciano y mejor que sigas hablando en marciano.

Igual que esa Lisa Gerard… que sale por ahí...

En fin.

No hay comentarios: