14/2/09

A life less ordinary. Slumdog millionaire (Danny Boyle 2008)


Por fin, una película que me gusta. El por qué, no lo sé. Los gustos son extraños. Slumdog Millionaire no es una peli estilosa, no es Hollywoodiense sino Bollywoodiense, y la historia que cuenta es muy convencional. Pero me ha gustado mucho.

Esta peli es rara. Ves el cartel y se te quitan las ganas de ir al cine. Por un lado, podría ser el típico título de factura local, a estrenar en un cine pequeñito en VO, premiado en Cannes o en algún festival de cine independiente hindú, que nos cuenta “una historia real en su entorno real con actores nativos del lugar para que nos demos cuenta de cómo se vive en esos países donde hay pobres y que están tan tan tan lejos de nuestro supermododevida occidental”. Y no lo es. Por otro, podría ser una típica peli Bollywoodiense (cosa que no sé porque jamás ví una). Y creo que tampoco lo es. Sobre todo, porque además de tener factura de RU y US, está dirigida por Danny Boyle, lo cual significa “diversión y buen rollo” en un primer instante. Y así es.

El guión está escrito por Simón Beaufoy basándose en la novela del diplomático hindú Vikas Swarup, y fue el tono de este guión (divertido) lo que supuestamente interesó a Boyle. Algo que no me extraña, porque Beaufoy es autor del guión de Full Monty. Parece ser que la novela cuenta la historia de un pobre que se hace rico. Así de simple. Y esto, lógicamente, no gustó al guionista que prefirió introducir una historia de amor para dar sentido a toda la historia. De esta manera, no tenemos la típica historia moralista que nos redimiría de nuestra condición de “amo” tipo: “una fábula sobre la vida de unos pequeños en las caóticas calles de Bombay donde imperan la miseria y el dolor…”. No. La película es una divertida, dinámica, tensa, extrema, extraña y al mismo tiempo ligera y simple historia de amor. Igual que Full Monty era una divertida (+ el resto de adjetivos) historia sobre unos parados. Igual que Trainspotting era una divertida (+ resto de adjetivos) historia sobre unos desgraciados.

El drama está… pero disuelto entre otras muchas cosas. Eso, es lo que más me gusta.

La trama, la historia, el concurso, los actores, todo… es convencional. No es más que un cuento de Hadas en el que el destino provoca que un analfabeto gane millones de rupias en un famoso concurso de televisión. Porque, simplemente, tenía las respuestas. La vida se las ofreció.

Y el resto, magnífico gracias al mérito de Boyle: ritmo, ambientación, estructura, montaje, dirección de actores. Así que habrá que felicitarle por su originalidad, frescura, buen gusto y dinamismo, a la hora de rodar. No sé. Tras ver esta peli pienso en las otras dos candidatas de las que he hablado (Revolutionary Road y El curioso caso de Benjamin Button) y me parecen dos tartazos de merengue versus Slumdog Millionaire, que sería algo así como un montón de delicadas bolitas de colores volando por el cielo y con sabor a chocolate.

Y ya que estamos de buen rollo aquí os dejo un vídeo de una canción que me encanta, no me preguntéis por qué. Es el tema principal de otra película de Boyle: A life less ordinary. El tema, del mismo nombre, está interpretado por Ash.



Y aquí, la banda sonora de Slumdog Millionaire.


No hay comentarios: