1/3/09

Let the right one in. The film. (Tomas Alfredson 2008)


Puedo decir muy poco sobre el cine sueco y los suecos. Conozco, en parte, el cine de Bergman, el entumecimiento y modorra de la Garbo, la rigidez del rostro de Max Von Sidow... La Garbo nació en un suburbio y Max en el seno de una familia aristocrática. La Garbo murió un 15 de abril y Max nació un 10 de Abril; y yo nací un 12 de abril. Por lo demás, un poco de frío. Eso es todo. ¡Ah sí!, y los anuncios de Volvo.

Déjame entrar o Let the right one in es una buena y fría adaptación cinematográfica de la mala y fría novela comentada en el post anterior. La película, dirigida por Tomas Alfredson, se llevó el máximo galardón en el Festival de Cine de Tribeca y por esta razón, entre otras, alguna distribuidora ha apostado por ella y llegará a las salas españolas en Abril (de momento). Además, ya tiene comprador americano, y dirigirá el proyecto Matt Reeves (Cloverfield).

El film tiene algunos errores de guión (de los que duelen), pero es de agradecer el ejercicio de síntesis que ha hecho el director. Por otro lado, algo no muy complicado, dado que a la novela le sobran unas 400 páginas. También es interesante su modo de no mover la cámara, los intentos de impacto son tan fríos y estáticos que casi ni se perciben (y más si te has leído la novela), pero los prefiero a la cámara borracha e histérica de experimentos como el de la Bruja Blair.

Y es una lástima, porque estos errores de guión son lo peor, y lo más importante. Una adaptación es una adaptación y esto, más que la adaptación de una novela, es un resumen. Y el resumen está mal hecho, es de aprobadillo, porque no relaciona unos hechos con otros… es exactamente como cuando haces un examen: me acuerdo de esto pero no lo uno con nada anterior… En definitiva, hay partes que no se comprenden sin haber leído la novela. Pero bien es cierto que probablemente ni nos demos cuenta si no hemos leído la novela. Esto es interesante… ni nos damos cuenta. Los personajes en el libro no tienen consistencia y no sé si esto está hecho a posta. Son meras sombras sin interés… En la peli sucede lo mismo. La única “relación”, el único “diálogo” y la única amistad es la que se crea entre los dos críos. Fría y bastante aséptica, eso sí.

Y para terminar, los ojos de Eli (Lina Leandersson). Parecidos a los de Max Von Sydow interpretando al hipnotizador Vogler en El Rostro de Ingmar Bergman; parecidos más aún a los de mi adorado Conrad Veidt interpretando al hipnotizado Cesare en El gabinete del doctor Caligari.

Es lo mejor de la peli; esta niña.


Y aquí, el trailer, que mola bastante:

4 comentarios:

Dani R. Elices dijo...

Yo no creo que la única relación interesante sea la mostrada entre ambos niños. También lo es, por misteriosa, la de la niña con su "progenitor", que la provee de sangre y se preocupa realmente por ella aunque, por lo que entendí, es la misma que tendrá con el niño en el futuro, ella busca en él a un nuevo protector.

A mi si me gustó, creo que aporta una nueva mirada sobre los mitos vampíricos, desde luego mejor que tragarse otro bodriete del John Carpenter tipo "Vampiros mutantes en Marte" o "Cazavampiros en tanga buscan piso en Alcobendas".

vera dijo...

No no, si a mí también me ha gustado... Y cuando hablo de relación, me refiero a lo que la peli "te cuenta". No hablan en padre y la niña... solamente "hablan, dialogan, comparten algo que no sea solo animal" la niña y el niño.

El progenitor, aparece. Simplemente. Claro que hay otras relaciones, la de Virginia y Larry (o como se llame el borracho...), la de Oskar y sus amables compañeros de colegio...

De todas formas ya te digo, tengo la novela fresca y en ocasiones me ha parecido un cortapega. Pero la peli está bien. Me gustaría haberla visto de cero, a ver si notaba algo raro :-((

El Merodeador dijo...

Si, para mi, una gran película. Kubrick superó a Stephen King en El Resplandor. Ridley Scott a Philip K. Dick. Y manteniendo las distancias, Tomas Alfredson a Lindqvist.
Me gusta lo bello de su frio, no solo el físico. Me gusta lo siniestro de su silencio, no solo el sensorial. Me gusta descubrir que la niña vampiro -peligro spoiler- que es un niño. Me gusta el nihilismo de los personajes, sin pasado y con su futuro imperfecto. Me gusta que no profundice en la génesis del vampiro. Me gusta que sea tan real. Aunque estoy de acuerdo con que es una pena que la novela sea tan mala. No obstante, las he leido peores, y para muestra, la historiadora, entre otras...

hombrecohete dijo...

Pues no he leido la novela, pero la peli me ha encantado. Jamás había visto una historia centrada en los ghouls: cómo se crean, cómo se destruyen, cómo es la relación de amor y dependencia vampírica...
Mostrarla desde la perspectiva infantil es todo un hallazgo que hace la historia mucho más inquietante y morbosa. Me encanta cómo, muchas veces, los adultos salen como en los dibujos animados y los tebeos, solo las piernas, el cuerpo, medio desenfocados, medio pedo...

Me sobran muchas cosas de postproducción pero bueno, me lo pasé como una enana y en general creo que es una peli muy acertada.

¡Gracias por recomendárnosla!