26/6/09

No armes mucho ruido allá arriba


Pues sí, me ha dolido, pero ya me da igual morirme otro poco. Cada vez que alguien que te ha acompañado gratamente en vida, desaparece, te mueres un poco tú también.

Que vuelen todos los años dedicados a escucharte y a bailarte, las revistas, los pósters, las chinchetas y el aburrimiento de mi padre aguantándome la perra con el Thriller. Que vuelen mis 14 años.

Adiós duende.

Gracias por tu música y por todo lo demás. De paso, saluda a Lennon que también me dejó un poco agujereada.

Aquí dejo solo una pequeña parte de lo que más me gustó de ti porque desde los 10 años estuviste dando guerra. Te envío mi doble vinilo de los Jackson Five, me dedico Ben y me había dedicado Beat it, pero Youtube, lo ha desactivado. No hay manera... Si ya lo veía yo venir.


4 comentarios:

Gabriel Ramírez dijo...

Sin entrar en gustos musicales, ni en lo que representa para cada uno de nosotros la figura de este artista, me temo que ha muerto el estereotipo de hombre actual: Nunca contento con lo que es, siempre buscando por caminos equivocados. Un desastre personal que representa el desastre de la humanidad. eso sí, este artista revolucionó el mundo de la música a través de la imagen. Es lo que realmente le diferenció. Nada más.

vera dijo...

Con todo el respeto te diría que deberías pensar un poco lo que dices. De Jackson se puede decir cualquier cosa menos que sea un estereotipo actual. Tú y yo lo somos más que él, ja, ja,…. (Bueno, yo de hombre no)

Respecto a lo de caminos equivocados, te preguntaría, con todo el respeto ¿Quién eres tú o yo para emitir juicios sobre los caminos elegidos por Jackson? Un desastre personal que representa el desastre de la humanidad?¿?¿

¿Hablas desde algún lugar elevado por encima del nivel del resto?

Corramos un tupido velo.

Lo de los caminos equivocados y el desastre personal y de la humanidad y lo de la imagen es muy desacertado. Tanto que me callo.

Por cierto, Jackson no ha revolucionado nada a través de su imagen. Eso que tanto te interesa, la imagen, es lo que crea mitos (como Marylin, Madonna, Amy Whinehouse...) Eso que algunos pocos os esforzáis por destacar frente a lo que a mí realmente me interesa. Su música.

Por cierto, todo ser humano es un milagro para eso que llamas “humanidad” y que yo llamo naturaleza (con minúsculas, obviamente). ¿Ves? Para los que no fundamos la existencia en mitologías también existen los “milagros”.

Para finalizar. Detesto los estereotipos y los paradigmas. Ayudan a montar mitos falsos y de papel.

Pero bueno. Admito tu corriente. Te recomiendo que leas lo que ha publicado hoy en ABC Juan Manuel de Prada. Aún haciendo hincapié en parte de lo que tu destacas, pero con más elegancia y menos prepotencia... se rinde al genio y al arte y a la música de Jackson. A todo aquello que ha sido antes de que se vaciara por completo.

En fin.

Gabriel Ramírez dijo...

Pues nada, cuando no estamos de acuerdo lo que decimos es que el otro es prepotente, poco elegante y le preguntamos que quién se cree para decir lo que le parece. Eso es lo bueno, lo que yo pienso, el resto es arrogancia e ignorancia.
Vale, Vera, admites mi corriente insultando de paso. Yo como no me rindo ante Jackson soy un indeseable. Como hablo desde un lugar elevado (tú no , tú lo haces con humildad y, sobre todo, buen criterio y sabiduaría), lo vamos a dejar, sí. Es mejor. Leeré tus opiniones únicas, elegantes, técnicamente perfectas y dedicadas a lo importante.
La próxima vez que quiera decir algo consultaré a su excelencia previamente.

vera dijo...

Que no, que no... que a mi me importa un pimiento que no estés de acuerdo conmigo. Nops.

Dices que el difunto es un desastre personal que representa el desastre de la humanidad... Prototipo, siempre descontento con lo que es y buscando caminos equivocados...

En serio, creo que es muy fuerte lo que dices. Y más, teniendo en cuenta los millones de atrocidades que otros hombres cometen a diario.

Ahora puedes decir que la música de Jackson te la trae al pairo y que es una mierda. Y yo no te diré nada. Pero el ataque a él como ser humano o modelo de alguna entelequia me parece un poco injusto.

No he pretendido insultarte. Por desgracia, Prada es más elegante que tú, que yo y que muchos otros. Y lo de la prepotencia es algo que afecta a todo cristo.

Prada, cuando quiere, se muestra muy prepotente.