27/9/09

"The Cult" 15 años después (o más)...


Ayer estuvimos en el concierto de The Cult en la Sala Riviera y debo reconocer que, a veces, las experiencias mejoran con el paso de los años. Ver al otrora melenudo y superauténtico Ian Atsbury con 47 añazos, el doble de kilos (o más) que de años, con bucles y barba, me resultó muy placentero; y verlo tan simpático y entregado, mucho más (también yo estoy más vieja, gorda y “simpática” que hace 15 años, ja, ja…). Es la primera vez que un grupo hace un bis porque le da la gana y no por estar amañado (o al menos, eso pareció, las luces se habían encendido y la peña se iba), y también es la primera vez que el bis es un bis de verdad, o sea, una canción que ya habían tocado. Había algo “familiar” y maduro en el concierto de ayer.

Así es la historia, una panda de fulanos disfrutando como locos, bebiendo, fumando, bailando o grabando (porque hay que ver la cantidad de minicámaras que había en la sala) con la música que les hizo menear los huesos hace muchos años. Creo que en el concierto había pocos menores de 30 años, y si los había se conservan fatal.

De la música, que es lo más importante en un concierto, poco puedo decir porque éste (igual que otros de la época) fue un grupo muy vinculado a modas y a tendencias; su música puede (pero no debe) encajarse en el rock, hard rock, metal, post punk… Pero quizás, para entendernos, deberíamos ubicarla en aquella tendencia (real o inventada) que fue el “rock gótico”; y esto, que yo sepa, no es ningún estilo musical del que podamos aprender nada o decir nada interesante para un público genérico. Lo más honesto sería decir que The Cult pertenece al tipo de grupos que hacen música facilona, pero no facilona para “todo el mundo” sino para cierta comunidad. Decir que The Cult hacen tal o cual tipo de música, resulta tan difícil como decirlo de The Cure, Siouxsie & the Banshees, Bauhaus, The Stranglers… Estos últimos se “entienden”, debido a la época en la que surgen, como grupos de punk rock, o post punk; sin embargo su música no tiene muchos elementos en común (bajo mi punto de vista). De hecho, algunos califican la música de The Cure como rock gótico igual que sucede con The Cult cuando ambos grupos se parecen como un huevo a una castaña (o mejor a un cazo). El rock gótico alcanzaría a un montón de grupos que surgen a partir de los 80, como The Sisters of Mercy o Fields of the Nephilim… y para que entendamos el peso de “nacer” en una época, el calificativo puede llegar hasta grupos como Dead Can Dance (¿).

Pero poco o nada tienen que ver todos estos musicalmente hablando. Lo cierto es que la década de los 80 (podemos ampliar del 75 al 95) fue musicalmente una batidora llena de condimentos extraños: música industrial, electrónica, experimental…, una década de modas y movimientos un tanto extremos pero variables. No podemos olvidar que los 80 vieron nacer o crecer a Depeche Mode, Spandau Ballet, Adam and the Ants, Duran Duran…, música new romantic, new wave, alternative, Glam rock… lo que tú quieras.

Dicho esto, creo que me explico cuando digo que The Cult hacen música facilona. Y si tengo que mojarme con un género diría hard rock. Pero nacer en los 80 supone “mancharse” o dejarse influir por oleadas new romantic, góticas, Glam, etc, y The Cult están manchados de todo eso. Así que si digo que son Hard Rock y uno piensa en Van Halen o Led Zeppelin, The Cult quedaría el último de la clase, o en el grupo de los últimos.

Pero The Cult, aislado, tiene su mérito, y la voz de Ian Astbury sigue siendo de las mejores y más chillonas (un tanto hortera) que ha dado el rock (junto a la de Freddy Mercury).

Por fortuna hay un video colgado ya del concierto de ayer a una magnífica resolución y sonido aceptable, aunque bajito. Aquí dejo "She Sells Sanctuary", perteneciente al Love (1985) visto ayer en la sala Riviera de Madrid y, como no, la parte roquera del Sonic Temple con el look de los 80 "Sweet Soul Sister" (1989).

The Cult - She Sells Sanctuary - Live Madrid 26 Septiembre 2009
LP: Love (1985)


The Cult - Sweet Soul Sister
LP: Sonic Temple (1989)

No hay comentarios: