11/10/09

Oliver Sacks y los enigmas del cerebro humano.

Ya he mencionado alguna vez en el blog al neurólogo Oliver Sacks. Leí hace muchos años su libro El hombre que confundió a su mujer con un caballo y todo lo que en él se relata me resultó tan alucinante que aún hoy me cuesta pensar que está basado en casos reales. Me cuesta creer que es bien cierto que el cerebro juega malas pasadas. Me niego a aceptar evidencias tan decisivas sobre el automatismo de nuestras respuestas.

Y es que aún podemos creer que lloramos, que queremos y que somos libres. O no. Mejor aún, creemos que calculamos... Pero cuando leemos la historia de un hombre que cree que su mujer es un sombrero y ese hombre también calcula nos cuesta reducir el cálculo al mismo nivel que esa estúpida confusión, ja, ja...

Oliver Sacks no es muy conocido, pero hay que empezar a conocerle. Es autor de una novela que se hizo famosa en el cine, Despertares, protagonizada por Robert de Niro y Robin Williams.

Está muy viejito y ahí sigue entusiasmando a todos aquellos para los que la vida (tal y como la imaginamos los humanos) sigue siendo algo estúpido e increíble al mismo tiempo.

Link obtenido de Fogonazos.



3 comentarios:

David (Rakelo) dijo...

Me he quedado loco con las circunvoluciones concretas, o células cocretas que el cerebro usa para identificar cosas concretas, da escalofrios pensar en el nivel de perfección de una "máquina" como el cerebro...De repente me he sentido responsable de mi cerebro y me ha dado yuyu...Y si me he cargado alguna célula para reconocer, que se yo...orejas o cejas? y sobre todo...quien nos dice que nuestro nivel de percepción es identico?...Vaya debate.

vera dijo...

A mí lo que más me mola es lo de las células COCRETAS... me mola todo oyes ja, ja... me parto la caja. El vídeo es irrelevante, me mola ver a viejo. Me encanta ver a estos tipos tan viejitos y con esa cara de felicidad. Sips.

En cualquier caso, el librito del que confunde a la mujer con un sombrero mola. A mí no me gustó demasiado, pero hay auténticos forofos... trata unos 20 casos de neuropatías que te dejan "tieso", de verdad.

david dijo...

Riete riete, perso seguro que hay células Cocreta!! Si no cómo íbamos a identificar un plato tan rebueno e ibérico...O era ese tio vestido de mujer americana en los 70? Dios, mis circunvoluciones me ja juegan again!