29/11/09

Forma y función


Impresionante documento fotográfico en la revista National Geographic. El artículo se titula El amor está en el aire, y en él nos narran la odisea del grano de polen. Si ya nuestra vida es improbable, aún más lo es la de las plantas que depende de la circulación del polen.

Pero lo más destacable del artículo, además de lo bien escrito que está y de las increíbles fotografías, es su atención a la forma y la función. A la dependencia entre ambas… Esto es la vida. Solamente esto. Ya nos sorprende esta adaptación en los animales, pero no somos capaces de entenderla hasta que no conocemos a las bacterias que viven del azufre… Verla en estos granos diminutos nos deja (me deja) aún más boquiabierta de lo que estaba a los 16 años (momento en el que decidí estudiar biología) al comprobar que la vida no escondía enigma alguno sino agresiva belleza desde la más enana de las moléculas.


Este afán por sobrevivir y duplicarse, este afán por adquirir la mejor forma para fecundar y ser fecundado, desentona tanto con todo lo que los hombres hacemos (y más en la actualidad) que no es de extrañar este estado constante de perturbación… Terminaré sorda y ciega… Tiempo al tiempo.

3 comentarios:

Gabriel Ramírez dijo...

Estupenda entrada, Vera.

Vera dijo...

Gracias :-)

Anónimo dijo...

te acabo de descubrir,me gusta mucho,te visitare a partir de ahora.
un saludo.pau