20/12/09

Where The Wild Things Are. Spike Jonze (2009)


Yo diría que este es un film prodigioso. Toda obra de arte debe resultar prodigiosa fuera de contexto. De cualquiera de los contextos. Y esto es mucho decir, si. Pero lo digo yo. Y como yo ando fuera de contexto pues sé perfectamente a lo que me refiero.

Prodigioso rodaje, prodigiosa estética, prodigiosos planos (o, simplemente, momentos) y prodigiosa banda sonora. Pequeños milagros.

El film, dirigido por Spike Jonze, se basa en el cuento (cortísimo) Where The Wild Things Are (traducido al español como Donde viven los monstruos), escrito por Maurice Sendak. Y nos cuenta una peripecia en la vida de Max que ocurre a partir de una de sus rabietas. El niño tiene más o menos 11 años, un ego por las nubes, y un miedo terrible a quedarse más solo de lo que ya se encuentra. Además, posee suficiente inteligencia como para reconocer su yo más vulnerable al recibir en sueños a Carol, una bestia parda que tiene tan mala leche como él mismo, y que oculta, más o menos, los mismos terrores (perder a la persona que más ama, perder la inocencia y hacerse mayor)… En definitiva, el monstruoso Carol posee la misma desidia y agonía existencial que el monstruoso Max.

Pequeños reyes, insignificantes dioses aburridos. Eso somos. Y estamos tan solos como las estrellas. Y ardemos, igual que ellas.


Así arde Max desde el inicio del film. Tan pronto pelea con su perro uno piensa “mmm, estoy viendo algo raro”. Y por esta razón creo que no es un film para niños (aunque la sala estuviera llena de niños que se mantuvieron en silencio y atentos todo el metraje, lo cual me indica que “algo” sintieron…). Pero tampoco es un film para mayores. Al menos, no para todos los mayores.

Cosas raras. Interpretación sublime de la criatura en cuestión -que mira a su madre como un perro manso que esconde una bestia-, babas, pelos y estómagos calientes. Protección, amor y egoísmo materno/filial enmarcado por una banda sonora deliciosa sin la cual entiendo que el film no sería lo mismo.

Una maravilla difícil de tragar. Como toda buena pieza estética.

Y digo esto porque si entramos en un análisis “profundo”, tendremos que tragar con las limitaciones que (habitualmente) impone nuestro raciocinio masificado y masificante (en las que no voy a entrar, of course). Y no hijos no. Hay que tener la capacidad de disfrutar de la maravilla que crea Spike Jonze con la personalidad de los seres que pueblan la fantasía de Max. Y, sobre todo, hay que tener la capacidad para asumir que las aventuras no existen más que en nuestro interior, que sin entusiasmo tan solo queda la nada, y que este entusiasmo es difícil de mantener si no comprendemos lo que significa amar, cuidar, proteger…

Capacidad, por otro lado, estética. Porque el film de Jonze es pura estética.

Desgraciadamente aquí no está solo el director, sino muchos más intereses interesados de los que ya se ha hablado lo suficiente en la red. De esta manera, el trailer no muestra para nada el fondo del film sino la estupenda aventura entrañable de un niño…

Pero bueno, como la estética es lo que cuenta, aquí lo dejo por poco tiempo ya que youtube eliminará la inserción en breve (el trailer también está en la web oficial del film). Lo dejaremos aquí no sin homenajear brevemente otras obras de Jonze pertenecientes al mundo del video clip. Porque, si algo ha hecho este hombre (además de pelis) es video clips de grupos más que legendarios (en mi historia, porque en la general no los conoce ni el tato… quizás los conozcan algunos tatos… pero no muchos). Entre otros: el 100% de Sonic Youth, Cannonball de las Breeders, Hang on de los grandiosos Teenage Fanclub y Weapon of Choice del no menos glorioso Fat Boy Slim que hace bailar hasta a Christopher Walken.


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Creo que muchas expectativa no aporta nada bueno a la pelicula, hubo personas que con ver el poster y algunos videos ya la consideraban, como lei arriba "un peliculon" o la proxima pelicula de culto, la verdad la vi y me decepciono un poco, no es mala pero creo que la adaptacion del libro pudo ser mejor, al comienzo piensas que va a ser una pelicula cargada de sentimientos y momentos emotivos, creo que la apariencia de los personajes ayuda a tener esa concepción, pero la verdad es que en mi opinión el guion y la adaptación falla y bastante, aunque la puesta en escena, los planos y sobretodo la música ayudan a compesar esto

Vera dijo...

Bueno, quizás como yo iba sin expectativa alguna, me gustó. O mejor dicho, no me disgustó. Eso ya vale mucho.

A mí la escena en la que el chico tira de la media de su madre, o cuando se oculta en la boca de KJ o como se llamara la monstruíta, me parecen cargadas de sensaciones que te llevan directamente a un mundo materno... Algo que quizás solo se comprende cuando se es madre.

No sé. Cada cual lo verá de una manera. Lo que más me gustó es lo bien que están resueltos ciertos momentos íntimos. Cuando Carol lleva al chico dormido encima... etc...

Respecto al petardeo, Spike Jonze (Cómo ser John malkovich me dejó tal cual... y el tipo me pareció eso, un petardo), las expectativas y los cultos... me pillan ya muy lejos.

Pero una escena como la de la boca o una mirada como la que le echa el crio a su madre dormida, me sirven.

Y es tan difícil mostrar ciertas cosas que cuando las veo, no tengo más remedio que aplaudirlas (claro, está, las aplaudo yo solita :-) Se ve muy poca vida e el cine. Y esta peli tiene algo de eso. Vida, tal como yo la concibo.

Saludos

Alp dijo...

¡La madre que...! Pues eso... : )) Una película sobre el universo infantil especial para padres y madres con hijos en edades "preproblemáticas", como la del protagonista. ¡Te vas a enterar dentro de unos años!
¡Feliz año a todos!