18/1/10

Más sobre Avatar

Tan solo una anotación a mi post del día 30 después de haber acudido de nuevo a la sala para ver Avatar, esta vez en 2D.

Escribí entonces que las gafas me sobraban mientras veía el film en 3D (sentía querer disfrutar de unos colores que se perdían bastante con ellas); también en el blog de Tomás Fernández Valentí añadí que muy probablemente todo lo que Avatar tiene que decir, lo diría en 2D. Bien, pues no. Error. Ahora puedo afirmar que la “experiencia” Avatar es y debe ser sin duda alguna en 3D porque está pensada para que el espectador viva, de alguna forma, un momento cinematográfico extraordinario -similar al que podía vivirse con Titanic- y pensar que en manos de este hombre la tecnología funciona a la perfección como coadyuvante (la palabra en su acepción química). Sin este potenciador, Avatar resulta (sobre todo en algunos momentos de la primera hora de metraje) una avalancha de imágenes que parecen aplastadas sobre la pantalla.

También, como corolario a todos los mensajes negativos que está teniendo el film en circuitos “cinéfilos”, una parte del comentario (por lo demás, muy negativo) de Xavi Torrents para la revista Fantastique:

“Es imposible no reconocerlo: Avatar es un espectáculo increíble, absolutamente magnánimo en su factura visual. Desde el primer minuto hasta el último la película nos propone un viaje de fantasía por paisajes imposibles, bellos y emocionantes, con seres y animales desconocidos y sorprendentes; una aventura para nuestra mirada. Todo ello es el resultado del extenuante trabajo que se ha llevado a cabo en el terreno de los efectos digitales de última generación: ya es realmente imposible quejarnos a mitad de película porque a los Na’vi se les note que están creados por ordenador. Eso no ocurre en absoluto. El personaje de Neytiri (una notable Zoe Saldana) es un ser que ante nuestros ojos se presenta como real, la perfecta apuración en el efecto del personaje nos aleja de la posibilidad de ver algún fallo en su diseño, es un sujeto tan real como la doctora Grace (una Sigourney Weaver que regresa con fuerza) o el coronel Quaritch (un Stephen Lang muy pasado de vueltas). Las secuencias de las montañas flotantes, el primer vuelo de Jake Sully junto a Neytiri o la primera noche en el árbol de las almas son momentos de una espectacularidad técnica nunca antes vista en un film; Cameron consigue tener éxito con sus cámaras de nueva generación y su nueva filosofía del estereoscopiado, del 3D. Sí, el planeta Pandora es una maravilla, yo mismo iría de viaje si pudiese, pero ahí acaba Avatar”

Para mí, razón suficiente para considerar Avatar como uno de los mejores films del año, ya que no me molesta en absoluto todo lo que parece molestar al resto.

Finalizando, y ya que el personal empieza a jugar haciendo listas sobre los mejores films del 2009, aquí van los míos teniendo en cuenta que no he visto ni el 30% de lo que en otras circunstancias habría consumido, y que casi el 100% de lo visto es cine para el gran público.

Mis mejores:
Gran Torino (ídem, 2008), de Clint Eastwood.
El luchador (The Wrestler, 2008), de Darren Aronofsky.
Ponyo en el acantilado (Gake no ue no Ponyo, 2008), de Hayao Miyazaki.
Anticristo (Antichrist, 2008), de Lars von Trier.
Avatar (ídem, 2009), de James Cameron.
Un tipo serio (A serious man, 2009) de Joel y Ethan Coen.

2 comentarios:

maria dijo...

Oye, el listado de tus "mejores" pelis esta por orden de favoritas??...
Pues si tu has visto poco cine, yo ni te cuento... jajaja. Por cierto, ¿has visto HIerro? es la próximo que quiero ver...
Kss, gracias por tus reflexiones cinematográficas :-)

Vera dijo...

No. Las he puesto al tun tún... pero pensándolo bien, quizás no esté mal el orden ja, ja... Todo depende del criterio que elija para valorarlas. Como no entiendo, ni quiero entender, el lenguaje cinematográfico, más que el plano contraplano, me mola o no me mola :-)

A nivel visual, me ha gustado mucho la última de los Coen, su estructura, el montaje, los planos... Además, me he reído bastante y el actor principal hace uno de los mejores papeles que he visto en mucho tiempo. A nivel “emoción” el orden es otro. Si valoro la sorpresa, otro. Ja, ja… A nivel “destrozasesera”, naturalmente, Anticristo. Estéticamente Anticristo también y Ponyo… aunque también El luchador.

...

Creo que las que más me han gustado son El luchador y Gran Torino.

Y la que más me ha divertido: Avatar.

Pero me quedan por ver muchas que sé que me van a gustar. La última de Ferrara, la de Tarantino, etc, etc…

La que mencionas no la he visto. Es española ¿no?