26/1/10

Sherlock Holmes, Guy Ritchie (2009).


Un recuerdo mixto de aventuras detectivescas permanece en mi memoria. Antiguas historias de misterio y crimen, infinitas versiones de El perro de Baskerville, fotogramas de Basil Rathbone y Peter Cushing, relatos de Wilkie Collins, Gastón Leroux, Los crímenes del museo de cera (versión de André de Toth 1953)… Un recuerdo atrapado entre brumas de Londres victoriano.

El recuerdo se esfuma al observar el Londres que nos muestra Guy Ritchie, un Londres reconstruyéndose en plena expansión industrial, sin brumas ni misterios, maloliente, infectado y corrupto. Pero hay algo que desentierra mis recuerdos, algo en la ambientación permanece que resulta evocador, y no sé muy bien qué es. Siento como si ese algo fuera de mi propia cosecha. Imágenes que yo misma he creado al leer libros, no recuerdos de antiguas películas. O también; ahora mismo viene a mi memoria el Mary Reilly (1995) de Stephen Frears…

En definitiva, y aislándome de la obra de Conan Doyle, el film de Guy Ritchie me resulta interesante o, al menos, entretenido. Creo que resulta una más que digna recuperación del personaje. Holmes aparece, como redivivo, en un film absolutamente contemporáneo; un film de acción e intriga, bien ejecutado y con una banda sonora (una vez más) interesante. Debo decir que Robert Downey Jr es uno de mis actores predilectos, y creo que su interpretación es estupenda.

Pero sé que todo esto no es suficiente. Algunos considerarán que Ritchie ha hecho lo mejor que podía hacer para traernos a Holmes al presente: su film se dirige a un público joven en busca de secuelas. Otros, considerarán el film como una total y absoluta estupidez.

Mientras disfrutaba del film, han pasado por mi mente CSI, la amistad entre House y Wilson, David Niven (en particular, su personaje en La pantera rosa), Cary Grant (en Atrapa a un ladrón)… y muchas historias de superhéroes, o mejor dicho, antihéroes.

La única receta para disfrutar del film es, quizás, olvidarse de Holmes tanto como para que no molesten las escenas tipo Matrix... Algún comentario que he leído por ahí dice así: Ritchie vence al detective clásico por un K.O. pirotécnico… ja, ja… Yo a esto añadiría que a todo aquel que le molestara el Drácula de Coppola, le molestará el Holmes de Ritchie. No tiene nada que ver lo uno con lo otro pero yo me entiendo.

Como no, hay muchas cosas del film que me disgustan: secuencias de acción “aceleradas” que eliminaría por completo y, en particular, una escena deleznable, la de la explosión en la que Holmes huye a cámara lenta…; bochornosa. Tampoco me gusta su simple guión que me quita las ganas de un segundo visionado. Y esto es muy importante, ya que las buenas pelis de intriga y misterio, se pueden ver miles de veces. Me comenta un amigo que esto es así porque los personajes están al servicio de la trama, y no al revés (como quizás suceda aquí)… En fin, demasiados detalles para un conjunto respetable a vista en piloto automático.

Recomiendo su versión original.

Web oficial y trailer aquí.

1 comentario:

H. J. dijo...

Downey Jr. Me gusta como ha madurado con los años, en todo el sentido.

Holmes de Guy Ritchie: se sostuvo por lo que dices, pues el argumento y su guión es como Ritchie (fatal o yo no termino de acostumbrarme a su visión de director y sus películas).

Jude Law, parece mentira pero tampoco está mal...

Drácula de Coppola, eso es otra cosa.

¿y quién ha dicho que soy crítico de cine?