25/6/10

Esto huele a arena de playa...

Me prometí a mí misma una entrada más sobre la Autobiografía sin vida de Félix de Azúa pero tendrá que esperar porque me voy de vacaciones. Y sí, querida mía, sé que tengo el blog hecho cenizas, pero no es mía la culpa.

Me voy a Almería, tan sólo por una semana, y conmigo viaja un tochazo que compré hace tiempo: las memorias de Albert Speer, el arquitecto de Hitler; el que imaginó Germania. Así que… hasta la próxima, que no sé cuando vendrá.


No hay comentarios: