5/12/11

Los humanos somos extraterrestres y estos bichos son "naturales".

"Nature wants to eat you" es el gran título del microblog de Ed Yong, un divulgador científico británico, también autor del blog "Not Exactly Rocket Science" en Discover Magazine. Buen título también.

Y es que no hace falta ser un lumbreras para entender lo que es la naturaleza. La naturaleza solo quiere comerte :-D

"Nature wants to eat you" es, como dice el autor, un homenaje a las terribles bocas, mandíbulas, dientes y lenguas del reino animal. Junto a la descripción del blog, aparece una frase atribuida a Nietzsche: When you stare into the abyss, the abyss reaches up and bites your face off.

Así que ojito con el abismo y con algo mucho más "suave": un pollito, por ejemplo, o un gusanillo hidrotermal al que tenemos que ver la cara bajo microscopía de barrido, o el interior de la boca de una tortuguita de esas que sufren tanto arrastrándose por la tierra.

La naturaleza no es bella, porque lo bello no pertenece a las cosas sino a nuestra percepción de ellas. Todo es belleza condicionada. La naturaleza esconde conflictos, violencia. Somos nosotros (de momento, los humanos) los que hemos desarrollado e investigado los sentimientos y un humano en particular, Kant, el que definiría la ciencia estética como aquella que investiga el origen del sentimiento puro y su manifestación, que no sería más que el arte. Él buscaba una pureza en el juicio independiente del concepto del fin que determinaba lo que la cosa debería ser porque creía en las bellezas libres. Yo no creo en las bellezas libres, por lo tanto, no creo en el desinterés y la complacencia desinteresada y libre. Por lo tanto, no creo que exista belleza sino la imagen que hemos creado de "ella" por pura necesidad.

Tan solo hay violencia (natural) y sentimientos (humanos). Y de los sentimientos surge el arte.

Por esta razón, y solo por esta, me molesta mucho que nos fustiguemos. Los humanos, somos imperfectos, si, pero al menos hemos desarrollado (quiero creerlo) sentimientos puros que van más allá de nuestra animalidad. No logro identificar el lugar en el que habitan, pero quiero creer que existe en alguna base nitrogenada perdida de nuestro genoma que los determina.

Aquí las fotos del pajarito, gusanito y boca de la tortuguita. Animalillos ellos.





No hay comentarios: