28/2/12

Conversaciones en twitter y el despotismo de los famosillos.

No puedo evitar plantar aquí una "conversación" que acabo de tener en Twitter. No mencionaré el nombre del "periodista y divulgador" porque no viene a cuento. Digamos que él es "famoso" en internet y nosotras, las dos mujeres que osamos responder a "sus" tuits, somos desconocidas.

En mi caso (a la otra chica no la conozco) diré que soy (en lenguaje popular, para que todos me comprendan): mujer, atea, feminista, con el corazón dividido entre liberales y progres, con doble licenciatura en ciencias y letras y experta en marketing y publicidad, casada y madre de dos hijas.

En realidad no soy nada de esas cosas (bueno, las cuatro últimas sí), los que me conocen por este blog sabrán que jamás me llamaría atea y feminista, medio liberal o medio progre porque precisamente el mero hecho de calificarme como tales cosas me haría comulgar de alguna manera con aquello que suponen esos calificativos, y se escuchan y leen tantas aberraciones que una no está para afiliarse a nada).

Pero vamos, que no, que no defiendo la ablación, ni el burka, ni nada de eso. Es más, me parecen también espeluznantes cosas mucho más “cercanas” como la representación de ideales masculinos y femeninos en los medios de comunicación de masas, así que no digamos las mencionadas costumbres y otras muchas no por menos "populares" menos dañinas. Toda una farsa que requiere mucho más que un tuit y un post de 14 folios… Tampoco soy gilipollas, aunque este pollo nos trate como tal cosa.

Ojo al tuit del “periodista famoso en internet” (PF), mi respuesta y su contestación (V). Después pongo la respuesta de otra chica (C) y la contestación del “periodista famoso en Internet” (PF) a la otra chica:

PF: Si te hacen vestirte como doña Rogelia para entrar en una iglesia, te cabreas. Si es para entrar en una mezquita, es que es taan exótico...

V:… si, igual de exótico que ponerse traje y corbata para ir a la oficina. En el Vaticano (y en la ofi) no se entra en shorts XD…

PF: … Sí, y el burka es como ponerse pajarita…

V: … psss no hablabas de eso, tramposo. Como turista, te plantas lo que sea por respeto, igual que en la ofi. Lo del burka es otra cosa.

Fin de la conversación.

Otra chica (C) responde al mismo tuit:

C: …no. No es exotico, es respetuoso. Hay que respetar las creencias de los demás. Nadie te obliga a entrar.

PF: … Hay que respetar las formas de humillar a las mujeres de las demás culturas, claro que sí.

Fin de la conversación y mensajes del docto a dos mujeres. Toma ya. Sin comentarios.

¡Tócate los cojones!

Yo no he visitado un país árabe en mi vida, pero puedo asegurar que tanto en el Vaticano como en la Mezquita de Córdoba (o el templo que sea y que lo indique) me cubro los hombros, me pongo pantalón largo y me quito las chanclas.

Por supuesto, nunca he viajado a un país en el que a las mujeres las hagan ponerse un burka pero vamos, que si tuviera que visitarlo por trabajo, pues tendría que ponerme el burka igual que me pongo traje para ir a la oficina.

Por supuesto, por supuestísimo que ESTO no tiene NADA que ver con el “significado” del burka para “ellos y ellas” los que lo usan y los que imponen su uso. Como comprenderéis, cuando visité el Vaticano no pensé “soy atea, aquí no entro ni de coña y estos mamelucos no me van a doblegar”… What?

En serio, huelgan más comentarios. La gente tiene un morro que se lo pisa. No puedo creer que sea estúpida. Ni siquiera puedo decir que sean expertos en demagogia porque estos apelan a los miedos, prejuicios etc… y este “periodista famoso en Internet” está hablando (¿hablando?) con dos mujeres que (por lo menos yo, a la otra no la conozco) están muy lejos de exponer miedos y prejuicios.

Everything sucks. Este no es el camino, amigos periodistas famosos.

La represión de la mujer está establecida en todos los órdenes sociales. Así somos. Y una cosa es criticar la brutal represión que existe en algunas culturas y otra, muy diferente, lanzar una chorrada como un templo que, ante todo lo demás, trata a los turistas respetuosos (o a cualquier otra norma de convivencia y respeto) y a cualquiera que pretenda dialogar con criterio como gilipollas.

Y no me vale que me digan que "esa cultura no respeta a las mujeres, no me hables de respeto". Pues claro que no. Pero son dos temas diferentes. Además, compararlo con Doña Rogelia en misa... Por favor. Nada, cuando nos inviten a un velatorio vamos vestidos como Carmen de Mairena, verás que guay.

4 comentarios:

RH dijo...

No te conozco como para juzgar y ni aun conociéndote tendría derecho a hacerlo, pero por dejar sentada una mera impresión, te diré que por lo que te he leído hasta ahora parece evidente que no tienes nada de estúpida.
Ser fundamentalista contra el fundamentalismo es eso: "ser fundamentalista" ¿no?. A este sr. PF (¿será de Pufo?) le vendría bien leer algunas cosas, por ejemplo las Cartas Filosóficas de Votaire, para procurar entender el significado de "tolerancia". Por ejemplo también, y para ponérselo fácil y que sea algo más actual, "Libertad" de J. Franzen, donde se ponen en evidencia cosas interesantes respecto a la aberrante vuelta de tuerca de los conceptos, o cómo se pueden distorsionar valores como el ecologismo (conservacionismo) o la libertad hasta el punto de blandirlas de modo fundamental(ista) para no conseguir otra cosa que cercenarlos.
¿Exótico? Hay que saber estar, es una regla fundamental que demuestra la clase que tiene una persona (perdón por el término "clase" que en mi caso lo entiendo como calidad, elegancia, sin ningún contenido de tipo social o político).
Sinceramente, pienso que a la noble causa feminista le hacen mucho daño la mayoría de sus argumentadores y argumentadoras. Gente así.

RH dijo...

Y me acabo de acordar de algo que leí ayer mismo y como tengo el libro conmigo, lo reproduzco:

"Witgestein, mi filósofo favorito, nos advierte también del peligro de confundir lo que es diferente y quere establecer analogías niveladoras:
"En la vida, como en la filosofía, nos seducen aparentes analogías (con lo que otro hace o puede hacer). Y también aquí hay un solo medio contra esa seducción: hacer caso a las suaves voces que nos dicen que aquí las cosas no son como allí"."
Carlos Muñoz Gutiérrez (Paso a paso, Razones para subir montañas.)

RH dijo...

Escribir a toda pastilla es equivocarse: obviamente, "Wittgenstein" y no "Witgestein".

(prometo no escribir más en los próximos diez segundos)

vera dijo...

Ja, ja... escribe todo lo que quieras :-)

Me ha gustado eso de la "aberrante vuelta de tuerca a los conceptos".

Gracias :-)