17/4/10

Alicia en el país de las maravillas. Tim Burton, 2010.


El camino a seguir depende del sitio a dónde uno quiera llegar, decía el gato de Cheshire a Alicia. Pues bien, no sé muy bien hacia dónde pretende dirigirse Burton con este film, quizás a ninguna parte y descansar bajo la sombra del imperio que le da cobijo. Y espero que esto quiera decir que está juntando pasta para sus próximos proyectos Dark Shadows y el remake -esta vez en largometraje- del estupendo corto Frankenweenie. Pero, de momento, digo lo que ya dije hace unos meses en un post dedicado a Coraline y el reverso tenebroso de Alicia: toda la ironía, el juego, la sátira, el cachondeo, el valor de la novela de Lewis Carroll, las matemáticas, la física cuántica, la teoría de la relatividad de Einstein… desaparece en el viejo film de Disney y, por supuesto, en el actual de Disney/Burton.

Y lo lamentable es que no es solo esto. También es la primera vez que me aburro con algo que salga de las manos del mejor pupilo de Edward Gorey. Y esto resulta tan triste que no tengo ganas de escribir nada más. Tan sólo una cosa. Además, he pecado de pardilla, porque mira que sabía que por mucho que Burton hubiera afirmado que el film estaba pensado en 3D, era una patraña, pero al final pensé ¡a ver si va a ser verdad! Pues no. Así que recomiendo encarecidamente a todos aquellos que no hayan asistido al estreno el uso de los ojos limpios, sin plásticos marrones por medio que oscurecen aún más este ya de por sí oscuro deseo de Burton.

Por lo demás, la dirección de arte, a partir de la media hora de film (y dura poco más de hora y media) es aceptable para el nivel al que Burton nos tiene acostumbrados. Pero queda deslucida por unos efectos especiales muy mediocres.

Lo mejor del film: como siempre Johnny Deep.
Lo peor: el infumable guión (imperdonable dado el poderío de la novela -por otra parte inadaptable para un gran público poco exigente- de la novela de Carroll) y la espantosa Anne Hathaway.


El trailer aquí.

2 comentarios:

Tomàs dijo...

Hola,
Yo me he resistido a ver esta película por la mala prensa que tiene y porque quiero conservar la buena imagen que tengo de Burton. Las imágenes que he visto las encuentro en general excesivas, algunas interesantes.
Felicidades por este blog, donde encuentro muchas afinidades.

Vera dijo...

Gracias Tomàs.