13/2/14

Ojiplática con Pepephone y enamorada hasta las trancas.

Me he quedado tan alucinada que voy a escribir un post porque la situación lo merece. Tengo un contrato con Pepephone de estos que generan cero euros para la operadora. Quería cederle a mi hija de 12 años mi smartphone de forma controlada, es decir, sin datos y con un número nuevo por contrato. La niña, of course, usa la wifi de casa para ir entrenando en esto de la "sociabilidad virtual" y llama poco o nada, así que, cero euros. Como yo soy tonta, he tenido aventuras con Orange, Movistar y, finalmente, Jazztel para los móviles de los "mayores" y el ADSL casero. Pequeñas circunstancias han impedido el paso total a Pepephone que, espero, sea en menos de 4 meses porque, de verdad, la diferencia es abismal. Voy a entregarme al completo y en familia a Pepephone.

No voy a entrar en temas de tarifas, eficiencia, honestidad, buen servicio, operatividad, CRM inmejorable, etc...  que todos conocen. Voy a hablar sobre las personas, sobre la atención al cliente.

Personas de esas con las que te gustaría irte de viaje de aventura al Polo Sur, personas con las que soñarías estar en la isla de Lost. Creo que, cuando sea vieja, me acordaré de la chica que hoy me ha atendido en Atención al Cliente. Por cierto, no sé si me ha dicho su nombre, no lo recuerdo :-(

El caso: llamo hoy a atención al cliente para hacer una pregunta/confirmación estúpida. Me siento un tanto miserable porque mi contrato con Pepephone ha generado, supongo, cero euros para la compañía ya que mi hija jamás ha llamado por teléfono en los 8 o 9 meses que lleva con este contrato.

La pregunta: mi hija se va una semana a Andorra con el cole a aprender a esquiar. Nos recomiendan en el cole que no lleve móvil porque el coste por establecimiento de llamada desde Andorra con cualquier operadora supera el euro y el coste por minuto los dos euros (en Pepephone son 1,2 y 1,60 euros respectivamente). Por cierto, no me ha costado ni medio segundo encontrar esta información en la web de Pepephone, fenómeno que me produce ya un subidón como para ponerme a bailar una Lambada conmigo misma.

Me atiende la chica y le cuento la peli. Su voz es muy sensual, de presentadora de televisión, es española, es mi amiga, la acabo de conocer en la isla de Lost y no es de "los otros"... Me comenta sobre Andorra y su porqué, me habla. Me dice: espera, vamos a comprobar tu contrato, ¿está a tu nombre?, ¿el teléfono es desde el que me llamas?... no recuerdo el email, se sonríe, espera, se gasta unos chistes y comentarios mientras tanto... Le digo que tan solo quería asegurarme de que no había diferencia entre prepago y contrato. Me recuerda que tengo contrato... entre sonrisas... y me dice que no, que no hay diferencia... Y apunta: pero espera, voy a comprobar que no tienes el roaming activado porque por defecto lo desactivamos y si es así, tu hija no podrá llamarte por teléfono. La niña no tiene datos, ¿verdad? le digo. Me contesta que no, pero que el roaming hace falta para poder llamar por teléfono. Me sugiere activar el roaming (para que la niña llame) y bloquear el acceso a internet (hablamos mientras tanto sobre la itinerancia que está, por supuesto, desactivada, y el peligro de que los niños sin darse cuenta la activen, por lo que es mejor bloquearla). Me avisa sobre el tema de la activación del roaming "ahora que te lo he activado no se desactiva salvo que nos llames de nuevo, y si alguna vez vais por zona fronteriza, te puede dar algún quebradero de cabeza si no utilizas la selección manual de operadora"... "Mejor te llamo cuando la niña vuelva y lo desactivo", respondo. He tenido que comprobar mi cuenta bancaria porque lo necesitaba para confirmar. Resulta que (como soy tonta) estoy todavía (no por mucho tiempo, espero) con Bankia y estos han cambiado mis cuentas, vamos, que las antiguas ya no están operativas y la mujer de atención al cliente, paciente, ha esperado mientras yo encontraba mi nueva cuenta y comprobaba la antigua... mientras tanto he escuchado a sus compañeros, me he enamorado totalmente.

No voy a decir nada más sobre esta conversación que ha durado unos 3 minutos y de la que podría escribir un libro entero. Por cierto... cuando estaba llamando me ha dicho "la máquina", con una voz igual que la de la chica sin nombre, que tenía menos de tres minutos de espera... no ha pasado ni un minuto y me han atendido. No me han colgado entre medias, no me han hecho esperar hasta 15 minutos como en el resto de las telefonías mencionadas, no me han derivado a otras "secciones", no me ha salido una "máquina" ofreciéndome 14 secciones diferentes para identificar "mi problema". Esto es el paraíso, de verdad de la buena.

En fin. Gracias. Gracias por crear algo así. Siento no haber tenido tiempo de investigar antes o haberme dado cuenta tan tarde. Sois la repera. Felicidades a Pepephone. No sé cómo lo hacéis (tendré que estudiarme algún manual o leerme la biografía de su creador). Quizás tenga que hacerlo ya para tener algo de esperanza en este planeta, viendo el panorama....

Con amor.


6 comentarios:

Agentes Pepephone dijo...

Hola! Entre todos los compañeros lo hemos visto y estamos muy contentos de haber logrado algo tan valorable :D
Gracias por notarlo y por reconocer nuestro esfuerzo. Esperamos ser aún mejores! ;)
Un saludo caluroso para ti!

Geni dijo...

Hola Vera. Soy Geni. Ayer hablamos :- D Hoy me has alegrado el día. A mí y a todos mis compañeros. Cuando hablamos de nuestros principios en Pepephone no es marketing, es real! Así es como sentimos que debe ser la atención al cliente. Y mis compañeros y yo trabajamos para ello cada día. Gracias a clientes como tú nuestro esfuerzo cobra sentido. Gracias a tus palabras es imposible dejar de sonreir. Me satisface profundamente haber resuelto tus dudas y que escucharas mis consejos, de eso se trata, de encontrar la mejor solución! Sólo puedo darte las gracias mil veces porque nada, absolutamente nada, puede compensar la felicidad que me has hecho sentir hoy, te lo aseguro.
Con todo mi cariño,
Geni.

Vera Miles dijo...

Gracias a vosotros por recordarnos algo que tenemos bien olvidado.

Trabajo en marketing, en agencia de publicidad concretamente. Por eso me ha emocionado aún más vuestra actitud en directo. No estaba muy al tanto, la verdad, aunque ya me había dado algún amigo el coñazo con "los de pepe son la leche".

Estais viviendo algo muy bonito en la compañía, os deseo larga vida y mucha suerte, que es difícil.

Geni, mil gracias por tus recomendaciones y tu atención. Lo dicho en el post es todo verdad :-) suerte y a comerse el sector!

No sé muy bien cómo sois capaces de ofrecer esta naturalidad en redes sociales, al teléfono... es un enigma como la física cuántica ;-)

David Martín Espinosa dijo...

Qué blog más interesante. Espero que no se pare. Volveré a leer de vez en cuando. Por cierto, el vídeo en el post sobre Van Gogh y la termodinámica de fluidos ha desaparecido y me he quedado con la curiosidad.

Un saludo de un navegante sin brújula...

Vera dijo...

https://www.youtube.com/watch?v=Xn51F3qhPUQ&feature=youtube_gdata_player Este es el video. Creo recordar.

David Martín Espinosa dijo...

Muchas gracias, buen vídeo para desayunar :)